Archivos mensuales: abril 2013

Carnaval de Salta

Carnaval de Salta, una fiesta centenaria

Con una tradición que se remonta en el tiempo, el Carnaval de Salta Capital o Corso salteño, se distingue de los de otras regiones por ser es una celebración popular donde se conjugan maravillosamente varias culturas, con antiguos ritos indígenas, fusionadas con cultos paganos y tradiciones coloniales.

Los festejos enmarcados en el ritual de desenterramiento y enterramiento de la figura del Diablo del carnaval, se complementan con los corsos que tienen lugar desde este año en el Corsódromo, donde desfilan compasas, murgas, caretones y carrozas, acompañados por el público que no cesa de arrojar nieve artificial. Es un período de celebración colectiva con costumbres arraigadas como la música que suena permanente, los baldazos de agua y otras chanzas.

Carnaval de Salta

Participantes del carnaval de Salta

Las prácticas del carnaval de Salta pueden dividirse en dos instancias principales, los rituales ancestrales, que implican el desentierro y posterior entierro del Diablo del carnaval, y el desfile que tiene lugar en el Corsódromo.

En los rituales de Pujllay los personajes que intervienen llevan disfraces de influencia indígena, con máscaras y un colorido llamativo.

Los desfiles en cambio, están integrados por las comparsas donde priman los trajes lujosos con plumajes coloridos con predominancia de trajes indígenas. También los caretones forman parte indispensable de este carnaval, con sus grandes caretas ancestrales.

El Corsódromo de Salta

Carnaval de Salta

El Corsódromo de Salta es un tramo de diez cuadras laterales del centro de Convenciones del barrio Limache, acondicionadas con una iluminación diurna, nuevo pavimento e instalaciones que sirven como escenario para el tradicional desfile de carnaval, capaz de albergar a diez mil personas, aunque se espera duplicar la capacidad gracias a la poda de árboles.

Historia del carnaval de Salta

Originado en las tradiciones indígenas, el carnaval de Salta se festeja desde hace más de un siglo, combinando elementos ancestrales con bailes del altiplano y algunos toques del carnaval carioca. Algunas costumbres sobreviven hasta nuestros días como el uso de la albahaca, que ayuda a levantar inhibiciones, las guerras de agua u otros líquidos, el desenfreno y cierta tendencia a la provocación y a trabarse en verdaderas batallas campales.

A principios del siglo XX, era costumbre que las clases no se mezclaran, salvo que los jóvenes acomodados buscasen aventura adentrándose en los lugares populares. Ya existía eso sí, la costumbre de arrojar agua a los espectadores o vecinos.

La celebración comienza con el rito del Desentierro del Carnaval, una antigua costumbre donde se libera al diablo del carnaval, Pujllay, acompañado por música folklórica, al tiempo que los participantes se arrojan harina y agitan ramitas de albahaca. Cuando se descubre el muñeco de Pujllay, que simboliza el nacimiento de un nuevo carnaval, llega el tiempo de compartir los alimentos y celebrar.

La finalización del carnaval está marcada por el ritual del Enterramiento de Pujllay. Rito que se practica en las afueras de la ciudad en un lugar conocido por unos pocos que cavan un hoyo donde se enterrará simbólicamente al muñeco, acompañado por bebidas alcohólicas, cigarros, hojas de coca que le permitirán mantenerse dormido hasta el año siguiente.

Fotos del carnaval de Salta

Alojamiento en Salta, Argentina

La ciudad cuenta con buena infraestructura turística por lo que ofrece una variada gama de alojamientos capaces de cubrir las necesidades de los visitantes. Entre los alojamientos hay numerosos hoteles de categoría, apart hoteles, cabañas, alojamientos rurales, posadas y hosterías, bed and breakfasts, hosteles, apartamentos y zonas de camping.

Mapa de Salta